Encuesta piloto sobre sexting en Tucumán

Casi la mitad de los alumnos de los alumnos de secundario recibe contenidos sexuales mediante las nuevas tecnologíascasi_la_mitad_de_los_alumnos_de_secundario_recibe_contenidos_sexuales_mediante_las_nuevas_tecnologias

Una encuesta piloto aborda el tema del sexting entre los estudiantes tucumanos. Se trata de fotos o videos de contenido sexual, explícito o provocativo, producidos y difundidos por los mismos chicos.

Evangelina Narvaja enseña Lengua en una escuela secundaria de Tucumán, pero además realiza un doctorado en esa especialidad en el Instituto de Investigaciones sobre el Lenguaje y la Cultura (Invelec), de doble dependencia entre el Conicet y la Universidad Nacional de Tucumán (UNT). El tema de su tesis surgió a partir de lo que vivió con sus alumnos. Tiempo atrás, una estudiante de 16 años protagonizó un striptease en el aula que fue grabado por sus compañeros. El video se difundió ampliamente, la adolescente se sintió avergonzada y abandonó la escuela. “Los chicos no volvieron a verla en la ciudad así que suponemos que se mudó”, cuenta la investigadora.

Por ‘sexting’ se entiende la difusión o publicación de contenidos -fotografías, videos o textos- de tipo sexual, explícito o provocativo, producidos por el propio remitente con su teléfono móvil u otro dispositivo tecnológico. La investigación de Narvaja se denomina “Construcciones discursivas en torno al sexting de adolescentes tucumanos y en medios masivos de comunicación en la actualidad” y está dirigida por la doctora Gabriela Palazzo.

La práctica del sexting no es patrimonio exclusivo de los adolescentes; de hecho, los adultos lideran el grado de exposición de su intimidad en encuestas internacionales. Pero los chicos pueden realizan estas publicaciones sin dimensionar las posibles consecuencias. Una vez difundidos sus videos o fotos, pueden sufrir bullying por parte de sus compañeros, acoso sexual por parte de adultos (grooming), extorsión (cuando se los amenaza con publicar las fotos si no hacen determinado mandato) y hasta pueden ser víctimas de las redes de trata de personas.

La investigadora decidió emprender su estudio mediante métodos cuantitativos y cualitativos. Realizó una encuesta piloto a 119 estudiantes, de entre 13 y 18 años, de dos instituciones privadas y una pública del Gran San Miguel de Tucumán. Además, constituyó siete grupos de discusión para charlar y conocer mejor la temática.

Entre las primeras conclusiones se supo que un 45,4% de los encuestados admitió haber recibido una foto o video sexual o sugerente que le compartió un amigo, en tanto que un 29,4% dijo haber compartido ese contenido que le enviaron. El porcentaje declinó ante la pregunta acerca de si ellos habían compartido fotos o videos de su propia intimidad por medio de WhatsApp o de redes sociales. Sólo un 0,8% reconoció hacerlo por WhatsApp y un 2,5% por alguna red.

Las mujeres lideran los contenidos

Una de las conclusiones de este trabajo, que coincide con otras investigaciones similares realizadas en el mundo, es que las mujeres son las que más producen y publican fotos o videos de contenido sexual y que los varones son quienes más demandan y distribuyen esos contenidos.

De acuerdo a los grupos de discusión con quienes conversó Narvaja, adolescentes de entre 12 y 13 años, son más proclives a enviar fotos y videos sexuales. La profesional supone que se debe a que los más grandes ya no experimentan tanto con su sexualidad y además serían más conscientes de las consecuencias. Ese dato es contrario a los estudios de otros países, que sostienen que los adolescentes más grandes son lo que más practican sexting.

A partir de su investigación, Narvaja llegó a la hipótesis de que el sexting en Tucumán constituye una práctica generacional de experimentación sexual. Sus motivaciones fluctúan entre el consentimiento dentro de una relación amorosa e íntima y el deseo de exhibirse para ganar aceptación y popularidad a dos niveles: en su grupo de pares, pero también más allá de los límites del entorno próximo.

La investigadora reflexionó que ni la sociedad ni las escuelas capacitan al adolescente para hacerse cargo de su sexualidad. Añadió que se da poca educación sexual en las escuelas, lo que podría dar más herramientas a los jóvenes para manejar este tema. A su criterio, resulta fundamental que los adolescentes pongan en palabras lo que dicen con imágenes; que sean capaces de expresar sus deseos y expectativas, y que conozcan las consecuencias de exhibir su intimidad.

Comunicación de padres e hijos

Adrián Chirre, a cargo de la cátedra de Sexualidad Humana de la Facultad de Psicología de la UNT y psicólogo clínico, coincidió en que en Tucumán el sexting es una práctica común entre los chicos. Al preguntársele a cerca de las causas de este fenómeno respondió: “Se debe a una necesidad propia de la adolescencia de exhibirse, llamar la atención, ganar reputación social, sentirse igual al otro, debido a los cambios corporales que los diferencian tanto durante esa etapa”.

Consideró fundamental que los padres trabajen en ganarse la confianza y en mejorar la comunicación con sus hijos. “No se trata de prohibir, sino de hacer conocer las consecuencias que puede tener esta exposición en sus vidas”, concluyó el psicólogo.

Espacios de escucha en las escuelas

Desde el Ministerio de Educación de Tucumán señalaron que intentan trabajar sobre todo en prevención del sexting en las escuelas. Explicaron que realizan capacitaciones para docentes a través del programa de Educación Sexual Integral (ESI), que depende de la Dirección de Asistencia Técnico Pedagógica, con el objetivo de concientizar a los alumnos sobre el uso y abuso de las redes y servicios de telefonía.

Ana López, referente del programa, señaló que en el año 2016 se creó un manual para que los educadores puedan informar sobre métodos de alerta y prevención de sistemas de acoso. Destacó que los docentes deben generar “factores protectores en la escuela y no ponerse en el lugar de la condena social y moral, sino por el contrario generar espacios de escucha”.

Daniela Orlandi
Daniela Orlandi
Dirección de Medios y Comunicación Institucional

FUENTE: http://argentinainvestiga.edu.ar/noticia.php?titulo=casi_la_mitad_de_los_alumnos_de_secundario_recibe_contenidos_sexuales_mediante_las_nuevas_tecnologias&id=2934

Anuncios

Sexting, apuntes para una definición

Resumen

Las prácticas sociales surgidas de la interacción humana con las tecnologías de la comunicación han gestado nuevos conceptos, que nos permiten entender las relaciones personales, también en el plano de la sexualidad. En este siglo se conoce, se aprende, se habla y se practica la sexualidad con la mediación de la tecnología, de forma que los discursos en torno a ella se cubren de metáforas (Belli et al., 2005) que permiten explicar las prácticas actuales. El término sexting, que puede citarse como un ejemplo claro de lo expuesto, es un anglicismo que se forma con una combinación de dos palabras sex (sexo) y texting (acción comunicación mediante el envío de un mensaje escrito o una fotografía a través del teléfono celular) (Garner, 2011). Diversas disciplinas se han abocado a su estudio; sin embargo, su definición aún es objeto de polémica en el campo científico y los estudios teóricos parecen mostrar que pueden existir diferencias culturales en torno a la práctica, pero también se han evidenciado diferencia en la edad de los participantes.
Este trabajo, fundamentalmente de tipo documental, tiene como objetivo ofrecer una definición del fenómeno sexting en nuestro contexto y de los jóvenes en particular. Parte de un análisis de bibliografía científica puesta en diálogo con contenido multimedia sobre la temática publicado en medios digitales argentinos. Por otra parte cuenta con datos de una encuesta entre adolescentes tucumanos sobre el uso y el significado del término. Los resultados indican que el término sexting es de uso común en los discursos periodísticos y científicos, sin embargo los adolescentes tucumanos desconocen su significado.

Ma. Evangelina Narvaja

En ACTAS IV Reunión Nacional de Investigadoras/es en Juventudes de Argentina.
“Juventudes. Campos de saberes y campos de intervención. De los avances a la agenda aún pendiente”. Villa Mercedes, San Luis, 2014.

Si quieres cambio verdadero …pues camina distinto

Hoy, hay algo que me inspira… ¿Cuál será la próxima constelación en la que estaré? Si querés dame la mano

¿Cómo entender el vínculo entre Internet y los Derechos Humanos?

Empezaré comentando que tal vez, en lugar de Internet como concepto vinculado a los derechos humanos, tal vez sea mejor referirnos al de “Ciberespacio”.

Si bien, en la comunicación cotidiana todxs entendemos y sabemos a qué nos queremos referir cuando hablamos de Internet, este término es definido como “una gran red internacional de ordenadores… (que) permite, como todas las redes, compartir recursos. Es decir: mediante el ordenador, establecer una comunicación inmediata con cualquier parte del mundo para obtener información sobre un tema que nos interesa… . En definitiva: establecer vínculos comunicativos con millones de personas de todo el mundo, bien sea para fines académicos o de investigación, o personales”. (de la Cuadra, s/f)

El vocablo Internet hace referencia a una tecnología en particular. Sin embargo, si lo que queremos es preguntarnos acerca de las relaciones, los vínculos, los comportamientos, las conductas humanas, etc. etc., en la Red, tal vez el término “ciberespacio”, entendido como un espacio social practicado sin materialidad física (Mayans, 2002). Espacio social practicado en la medida en que son las personas quienes con sus intervenciones lo “significan” y donde se dan lugar fenómenos sociales.

Ahora bien, los derechos humanos son derechos inherentes a todos los seres humanos, sin distinción de sexo, nacionalidad, lugar de residencia, origen nacional o étnico, color, religión, lengua, edad, partido político o condición social, cultural o económica. Todos tenemos los mismos derechos humanos, sin discriminación alguna. Además, “los Estados tienen el deber, sean cuales fueren sus sistemas políticos, económicos y culturales, de promover y proteger todos los derechos humanos y las libertades fundamentales” (Conferencia Mundial de Derechos Humanos, Viena en 1993).

Entender a Internet como “ciberespacio”, nos permite ver con más claridad que las ‘cibersocialidades’- interrelaciones híbridas que se dan entre seres humanos y máquinas digitales (Mayans, 2002)-  que allí se manifiestan/practican necesitan que se atiendan los derechos inherentes a todos los seres humanos.

Sin embargo, la pregunta es ¿quién debe aplicar leyes que regules las “cibersocialidades” y garanticen los derechos universales?

 Bibliografía

de la Cuadra, Elena. Internet. Conceptos básicos. Facultad de CC. de la Información. Madrid. 1996

 http://pendientedemigracion.ucm.es/info/multidoc/multidoc/revista/cuadern5/elena.htm

Mayans i Planells, Joan. Género Chat. O cómo la etnografía puso un pie en el ciberespacio. Barcelona: Gedisa, 2002  http://www.cibersociedad.net/mayans/genchat.php

Men, women and children (e internet)

Esta tarde de otoño termino de ver la película Men, women and children, estrenada el año pasado (2014) y dirigida por Jason Reitman (Juno, Up in the air).

La sinopsis me atrajo:

Narra la historia de un grupo de adolescentes estudiantes de instituto y sus padres que intentan asimilar las muchas maneras en que Internet ha cambiado sus relaciones, sus comunicaciones, la imagen de sí mismos y sus vidas amorosas. La película pretende analizar conflictos sociales tales como la cultura de los videojuegos, la anorexia, la infidelidad, la búsqueda de la fama y la proliferación de materiales ilícitos en Internet. A medida que se va poniendo a prueba a cada personaje y cada relación, se muestra la diversidad de caminos que escoge la gente (algunos trágicos, otros llenos de esperanza), mientras va quedando claro que nadie es inmune a este enorme cambio social que nos llega a través de nuestros teléfonos, nuestras tablets y nuestros ordenadores. (De elseptimoarte.net)

Pero cuando vi que uno de los actores era Adam Sandler estuve a punto de abandonarla. Sin embargo, le di una oportunidad.


Ahora bien, – tal como lo ha dicho la crítica- “Hombres, mujeres y niñxs” es una película alarmista sobre la vinculación de lxs adolescentes con internet y la desvinculación de lxs adultxs, fudamentalmente padres y madres con el mundo virtual y con sus hijxs.

Es una película sobre el mundo de lxs adultxs y el mundo de lxs adolescentes, este último, siempre, cargado de riesgos y desconocido y completamente lejano para padres y madres, que finalmente tienen que golpearse el pecho y tratar de resarcir sus errores y aprender de ellos.

Me quedo con que es una película sobre los “nuevos” riesgos y los nuevos “miedos” que ha traido internet a las familias (en el concepto amplio de familia) y también a lxs educadorxs.

Creo que quiere terminar con una mirada esperanzadora.

Puede ser una herramienta de interpelación. Yo no soy crítica de cine, pero sí me interesan los discursos sobre adolescencia e Internet.

Si es un día de lluvia, y no hay nada mejor que hacer, podés darle una oportunidad.